Esta tarde el Standard Lieja donde milita el guardameta mexicano Guillermo Ochoa enfrentó al Club Brujas en el tercer partido de la Ronda de Campeonato de la Jupiler League, dicho compromiso permitiría que el equipo del seleccionado nacional acortara distancias en la tabla, sin embargo, el partido dio un giro inesperado tras in vergonzoso autogol que fue determinante para el rumbo del partido.

También te puede interesar

Gimnasta que se rompió ambas piernas será operada este lunes

El encuentro transcurría con cierta normalidad, ambos equipos generaron jugadas de peligro pero al 22’ todo cambio pues el Club Brujas generó la jugada más clara del partido hasta ese momento; Ruud Vormer quedó solo dentro del área tras un pase filtrado y sacó un disparo con su pierna derecha pero Guillermo Ochoa tuvo una intervención providencial; primero desvió el balón con un lance y en un segundo momento le quitó la posibilidad de rematar a Vormer con el pie, cuando parecía que la situación estaba bajó control ocurrió la tragedia; su compañero, Zinho Vanheusden llegó determinado a despejar eso esférico pero antes de que conectara el balón su pierna de apoyo resbaló lo que originó que mandara el esférico al fondo de su propia portería.

Ante el monumental ridículo cometido el defensor Zinho Vanheusden lamentó su error sobre el césped, pero el guardameta mexicano y sus compañeros lo animaron a continuar el partido, sin embargo, el autogol fue un golpe anímico verdaderamente fuerte en todo el equipo y dos minutos después encajaron el segundo gol del partido por conducto de Siebe Schrijvers y antes de que terminara el primer tiempo Emmanuel Dennis marcó el tercero en contra del equipo de Ochoa.

Para la segunda mitad, el Standard Lieja intentó dar señales de vida pero no tuvo éxito, en cambio, al 80′ recibieron un gol más, el encargado de poner el 4-0 definitivo fue Wesley Moraes al minuto 80’.

PUBLIMETRO TV





Source link