Una comunidad costera en el sur de California se molestó después de que una casa fuera pintada con dos enormes emojis sobre un fondo rosa brillante.

Los vecinos de Manhattan Beach, criticaron la remodelación durante una reunión del consejo municipal la noche del martes por causar problemas con los espectadores.

Uno de los vecinos presentes en la junta, dijo que el trabajo de pintura era grafiti; otro lo calificó de ofensiva a los vecinos.

Los dos emojis de color amarillo brillante, están viscos y tienen enormes y llamativas pestañas.

Uno tiene una expresión «de loco» con la lengua colgando de fuera y el otro tiene la boca cerrada con un ziper.

La nueva pintura apareció después de que los vecinos reportaran que la casa era utilizada para rentas temporales por lo que la propietaria fue multada con 4 mil dólares.

La propietaria Kathryn Kidd, dijo que no sabía que las rentas a corto plazo no estaban permitidos y negó que la re decoración fuera en venganza a los vecinos.


Más Noticias: 





Source link