El fundador de la secta sexual NXIVM, Keith Raniere, enfrentó hoy en la primera jornada del juicio en su contra por delitos de explotación sexual y en la que la fiscal Tanja Hajjar relató cómo Raniere reclutó a su primera esclava sexual, una mexicana de 15 años.

El fundador de NXIVM, de 58 años, y quien está en prisión desde su arresto en marzo de 2018, está acusado de tráfico sexual con adultos y menores; posesión de pornografía infantil; explotación sexual de un menor y chantaje, cargos por los que podría enfrentarse a un máximo de cadena perpetua si es condenado.

El juicio se lleva a cabo en la corte federal de Nueva York, misma ciudad a donde, según Hajjar, el fundador de NXIVM atrajo una familia mexicana en 2005 bajo la promesa de apadrinar a sus tres hijas en la organización que se promocionaba como una firma de desarrollo personal.

La fiscal relató que el falso gurú de la motivación convirtió la vida de las chicas mexicanas en un infierno. Las mantuvo recluidas y las enfrentó entre ellas en una guerra de favoritismos.

Fuente: Proceso