Los Rayados ganaron en casa 3-2 ante Puebla, que los metió en apuros al empatarlos en menos de 10 minutos.

Sin embargo, la Pandilla aguantó la presión de los hinchas y terminó por ganarle el duelo a la franja.

Desde un inicio los aficionados albiazules apoyaron a los jugadores, que mostraron más ganas dentro de la cancha. Parecía que ambas partes limaban asperezas luego de ponerse arriba 2-0 al medio tiempo.

Ver más: Sufre accidente automovilístico el Tuca Ferretti, sale ileso

Apenas a los 18 minutos, un penal sobre Avilés Hurtado, le dio la chance al Monterrey de irse adelante. Nicolás Sánchez marcó desde los once pasos y marcó para el 1-0.

El argentino celebró con el entrenador Diego Alonso al que se le unieron todos los jugadores en señal de apoyo al uruguayo.

Monterrey siguió dominando a la franja pero sin poder aumentar su ventaja. Fue hasta el minuto 39 que Jesús Gallardo sacó un centro que remató de cabeza Rogelio Funes Mori para el 2-0 momentáneo.

Antes de terminar la segunda mitad, se produjo un choque de cabezas entre César Montes y Jesús Zavala, en donde el Cachorro sacó la peor parte.

El canterano tuvo que salir de cambio y fue trasladado al un hospital para su valoración.

En el segundo tiempo la Pandilla cayó en confianza y fue empatado a dos goles. El primer gol lo recibió al 54′, producto de Daniel Cavallini.

Minutos más tarde Brayan Angulo emparejó los cartones, aprovechando las desatenciones de la zaga albiazul.

En tanto la presión aumentó en las gradas, la afición comenzó a pedir más ganas a los jugadores. Al 76′, Nicolás Sánchez les respondió con el gol del triunfo con un remate de cabeza.

Vincent Janssen volvió a entrar de cambio en los minutos finales, pero poco pudo hacer para marcar de nuevo con la playera del Monterrey.





Source link