Dos aficionados de Tigres dejaron claro que la rivalidad entre felinos y Rayados es sólo deportiva y entre jugadores.

Esto luego de que se viera a dos hinchas de los auriazules pedirles autógrafos a Avilés Hurtado y Marcelo Barovero.

Ver más: Saints vence a Texans en cierre dramático

Los dos jugadores atendieron durante una hora a los aficionados en un centro comercial de San Pedro. La sorpresa fue cuando aparecieron los dos hinchas felinos.

Uno de ellos traía guantes de portero los cuales pidió autógrafo a Barovero, sin antes posar para la foto con Avilés Hurtado.

Detrás de él otro jugador con la playera de Tigres se tomó la foto con ambos jugadores.

La semana pasada un aficionado de Rayados le pidió una foto a Jürgen Damm, demostrando que la rivalidad se queda en la cancha.

Por eso están diferente, el Club Futbol Monterrey.

Posted by Nación Rayada on Tuesday, September 10, 2019

 





Source link