Un hombre verdaderamente sin vergüenza fue captado robando un celular a una mujer dentro de una iglesia en Ecuador.

Según mostró la grabación de una cámara de seguridad, el sujeto aprovechó que la mujer se encontraba rezando para hurgar en su bolso y tomar el aparato.

Tras guardar el teléfono en una bolsa de plástico, el hombre se pone de pie y cínicamente toma agua bendita para persignarse antes de huir del templo.

Los hechos ocurrieron en la Iglesia de Urdesa en la ciudad porteña de Guayaquil en Ecuador.

Aparentemente el hombre ya había usado este modus operandi en otras iglesias, pues ha sido captado haciendo el mismo hurto y persignándose después de cada fechoría.

Tras hacerse viral el video en redes sociales, la Arquidiócesis de Guayaquil informó que interpuso una denuncia para dar con el sujeto.

OTROS CONTENIDOS DEL BLOG:





Source link