Este sábado fue presentada en sociedad la jirafa bebé que nació en el Zoológico de Chapultepec, en la Ciudad de México, el pasado 23 de octubre, la nueva integrante se llama Sicarú (belleza, hermosa) y convive con su manada, en la presentación hubo pastel, diversas actividades, talleres, exposiciones y se elaboraron instrumentos de enriquecimiento ambiental para las jirafas.

La titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina, Marina Robles García, habló de la importancia del nacimiento de esta jirafa, ya que esta especie entrará en la lista de especies en riesgo en el mundo.

Jirafas en el Zoológico de Chapultepec Foto: Cortesía Sedema

«Estos centros como los Zoológicos de la Ciudad de México han sido responsables de participar en la más de la cuarta parte de la recuperación de las especies que se han encontrado en situación de riesgo. Sicarú y Jirafifita son muestra de esta entrega para recuperar y mantener a ejemplares que se encuentran en esta condición», aseguró Robles.

El director General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, Fernando Gual, explicó que cada nacimiento de estas especies es una oportunidad para que la gente conozca lo que se hace en estos centros de conservación.

Jirafas en el Zoológico de Chapultepec Foto: Cortesía Sedema

«En los últimos 30 años, 40 por ciento de la población de jirafas en África se ha disminuido y hoy hay menos de 100 mil, por fortuna tenemos algunas en zoológicos como en el de San Juan de Aragón y Chapultepec. Así contribuimos dándole a conocer a la gente los trabajos de conservación que se hacen”.

La jirafa es una especie catalogada como vulnerable según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; en vida silvestre llega a medir hasta seis metros y pesar tonelada y media, aún así es presa común para los cazadores furtivos en África, quienes las atrapan para fines alimenticios, extracción de piel y pelo.





Source link