Los ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara, sobre seis de los cuales se emitieron alertas de género tanto a nivel local como estatal, buscarán homologar sus reglamentos, protocolos y planes para la atención de mujeres víctimas de violencia, y es que el problema principal radica en que cada uno cuenta con mecanismos y estructuras diferentes para la atención de estos incidentes.

A propuesta del ayuntamiento de Guadalajara y con la conformación de la Policía Metropolitana, se busca que se aplique a nivel ciudad una División Especializada para la Atención de Mujeres Víctimas de Violencia, un ente policiaco cuyo deber particular será acudir en caso de agresión o atender órdenes de protección.

El alcalde Pablo Lemus, de Zapopan, pidió además que los municipios hagan adecuaciones presupuestales para incorporar los Pulsos de Vida a la atención de mujeres violentadas, los cuales son dijes o pulseras electrónicas que se entregan a mujeres que cuentan con una orden de protección, mismas que están georreferenciadas por GPS para emitir un llamado a la central de emergencias, que en el caso de Zapopan es un C5.

“La meta principal es ésta, la erradicación de la violencia a las mujeres, pero también tiene paralelamente la propuesta de que podamos ser considerados como municipios para que salgamos de la alerta de género que tiene decretada el gobierno de la República”, explicó el alcalde zapopano Pablo Lemus.

El edil hizo una solicitud para que todos los municipios puedan desarrollar un ejercicio presupuestal que permitiera la compra de estos equipamientos, cuando menos semejantes al Pulso de Vida.

Por su parte, el presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro Castro, afirmó que se están tomando acciones para que se genere una partida presupuestal, no tanto para la compra de dispositivos como los Pulsos de Vida, sino una aplicación para teléfonos inteligentes donde la gente pueda alertar en caso de emergencia.

Te recomendamos





Source link