Tras una concentración que inició en la Glorieta de Insurgentes, grupos de feministas boquearon Avenida de los Insurgentes en sus dos sentidos y Avenida Paseo de la Reforma, además de quemar un módulo de la policía, como medida para exigir justicia en los casos de presuntas agresiones por parte de elementos de seguridad.

Esto como parte de manifestación denominada “No me cuidan me violan” en la que piden el esclarecimientos de hechos y la aplicación de justicia en diferentes hechos de violencia de género suscitados en la Ciudad de México.

En medio de consignas y diamantina rosa, las mujeres estuvieron alrededor de una hora en la plancha de la Glorieta, para después dirigirse hacia Avenida de los Insurgentes en donde iniciaron el bloqueo, en las inmediaciones de la sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

A su paso en un inicio dejaron pintas tanto en paredes como en unidades del Metrobús, para después pasar a romper vidrios de dicho sistema de transporte y quemar mobiliario.

Dos horas después de iniciada la concentración, grupos de mujeres con los rostros cubiertos continuaban con el desmantelamiento de la estación del Metrobús y bloqueo de Insurgentes en sus dos vías.

Durante toda la marcha se pidió a los hombres mantener su distancia, así como evitar tomar fotografías y videos, de lo contrario eran rociados con diamantina o con aerosoles tanto en su persona como en sus pertenencias.

Contenido relacionado en video:

 





Source link