El presidente de EU dice en su cuenta de Twitter que no tuvo »nada que ver» con que lo ayudaran »a ser elegido».

El presidente de EU, Donald Trump, reconoció brevemente este jueves en un mensaje en su cuenta de Twitter que Rusia lo ayudó a ganar los comicios de 2016, pero rápidamente dio marcha atrás en comentarios ante la prensa.

Hasta ahora, Trump había sostenido con firmeza ganó por propio mérito la elección de 2016 frente a la demócrata Hillary Clinton, minimizando el impacto de lo que las agencias de inteligencia estadounidenses señalaron como un esfuerzo ruso concertado para ejercer influencia a su favor.

«¡Rusia, Rusia, Rusia! Eso es todo lo que se pudo escuchar desde el comienzo de esta Caza de Brujas», tuiteó Trump un día después de que el fiscal especial Robert Mueller hablara públicamente por primera vez desde la publicación de su informe sobre la injerencia rusa en la campaña electoral y una posible obstrucción de la justicia por parte del mandatario durante el proceso de investigación.

«Y ahora Rusia ha desaparecido porque no tuve nada que ver con que Rusia me ayudara a ser elegido», agregó Trump, quien nuevamente se quejó de ser víctima de lo que denominó «acoso presidencial».

Más tarde, Trump pareció reconocer su lapsus al decir ante los periodistas en los jardines de la Casa Blanca : «No, Rusia no hizo que me eligieran».

En su declaración, Mueller se negó a absolver totalmente de responsabilidades a Trump por obstrucción de la justicia: «Si hubiésemos estado seguros de que el presidente claramente no cometió un crimen, lo habríamos dicho», señaló.

Mueller aclaró que había actuado obligado por la política del Departamento de Justicia que impide acusar a un presidente en ejercicio de un delito, sin importar cuán sólidas sean las pruebas, por lo que queda en manos del Congreso la decisión de iniciar un juicio político.

Fuente: Informador