La Antártida sigue derritiéndose gravemente y hoy, por primera vez, ha superado los 20º C de temperatura, lo que ha activado alerta roja en el mayor depósito de hielo del mundo.

Sin duda alguna nos estamos acabando el mundo, y estas temperaturas han provocado temores de inestabilidad climática debido a la contaminación.

El 7 de febrero la estación argentina denominada Esperanza reportó una temperatura de 18,5 grados centígrados.

Por otro lado, científicos brasileños en la isla de Seymour han recogido una cifra exacta de 20,75º C el pasado 9 de febrero, superando en casi un grado al récord anteriormente marcado en enero de 1982 en la misma isla.

Estos registros preocupantes están en la línea de tendencia general desde la era preindustrial, tiempo en el que se ha calentado casi 3 grados.

«Hay una clara tendencia al calentamiento en los sitios que monitoreamos, pero nunca hemos visto algo así», admite Carlos Schaefer, miembro de Terrantar, un proyecto del gobierno brasileño que analiza el impacto del cambio climático en la biología de la Antártida.

Aunque las temperaturas en la Antártida oriental y central son relativamente estables, preocupa la situación de la Antártida occidental, donde el calentamiento de los océanos está afectando a los enormes glaciares.

Hasta el momento se ha mantenido el nivel del mar relativamente bajo, pero esto podría cambiar rápidamente si hay un salto sostenido en la temperatura.


Te podría interesar: 





Source link