El atentado contra un estudio de animación en Kyoto, Japón, ha conmocionado al mundo ya que dejó al menos 33 personas fallecidas.

El hombre que protagonizo el atentado, ingreso al estudio y grito “¡Mueran!”, provocando un incendio.

Los estudios, Kyoto Animation, es un edificio de tres plantas que fue consumido rápidamente por las llamas que inició el sospechoso, que está detenido, con un líquido inflamable, posiblemente gasolina.

Dos personas se encontraron en el primer piso, 11 en el segundo y 20 en el tercero. Otras 36 personas resultaron heridas y 10 de ellas se encontraban en estado crítico.

El presunto responsable fue detenido en el lugar y trasladado a un hospital, y se espera que en las próximas horas sea interrogado.

Fuentes policiales han señalado que el sospechoso, que llevaba un tatuaje en el abdomen, ha admitido su culpabilidad en los hechos.

El fuego comenzó hacia las 10.30 hora local (01.30 GMT) y no quedó extinguido hasta cinco horas después. Las imágenes de la televisión mostraron las llamas saliendo por una de las ventanas, y el humo extendiéndose por las demás y brotando de la azotea.





Source link