El fantasma del 7-0 rondó la noche de ayer el Alamodome de San Antonio, Texas, después de que la Selección mexicana fue apabullada 4-0 por el equipo B de Argentina, en el duelo amistoso con el que se cerró la Fecha FIFA de septiembre.

Zague cambia el futbol por la charrería

Suzy Cortez se convierte en la diosa griega Niké

Gerardo Martino presentó a lo que su consideración era su cuadro de lujo pero el equipo mostró un nulo funcionamiento, en especial en la defensa. Néstor Araujo y Carlos Salcedo fueron los defensas centrales y quienes dieron el peor partido al dar múltiples facilidades al ataque argentino.

Al minuto 16 Araujo perdió el balón en la salida, la pelota le llegó a Lautaro Martínez quien eludió a tres defensores y definió con un tiro cruzado para vencer a Guillermo Ochoa.

Cinco minutos después el mismo Lautaro recibió un pase filtrado en el área, ante las displicencia de la zaga azteca, y marcó su segundo tanto de la noche ante la salida de Ochoa.

El Tricolor no logró reaccionar y al 32’ Lautaro Martínez marcó el tercero a través de una pena máxima que fue marcada por una mano de Salcedo en el área .

Argentina no se conformó con esto y al 38’ Martínez consiguió su hat-trick, después de que Araujo intentó hacerle un túnel en el área.

Para el segundo tiempo el Tata Martino no realizó cambios pese al pobre desempeño mostrado en los primeros 45 minutos y al 50’ Argentina casi consigue el quinto, pero Memo Ochoa realizó una buena atajada.

En lo que restó del encuentro los pupilos de Lionel Scaloni se dedicaron a manejar el ritmo del encuentro a sabiendas que México sería capaz de hacerles daño.

Con la derrota de 4-0, la Selección mexicano llega a 15 años sin poder vencer a la albiceleste. El último triunfo fue en la Copa América de Perú 2004, cuando Ricardo La Volpe estaba al frente del Tri; además, Gerardo Martino perdió su invicto y su marca quedó en 10 triunfos y un empate.

 





Source link