Recuperar la hermosa y tonificada figura tras el embarazo del príncipe Archie Harrinson, era uno de los planes inmediatos de Meghan Markle, luego de que naciera su primogénito.

Y la duquesa de Sussex lo ha logrado con la ayuda de la acupuntura, la medicina alternativa a la que es fanática desde que residía en los Estados Unidos y la que le permitió tener buena salud en un momento tan importante de su vida como lo fue el antes y después de su embarazo.

Según revelaciones hechas por el propio médico a The Times, la esposa del príncipe Harry, acudió al especialista de medicina tradicional china, el Dr. Ross J. Barr, a quien conoció a través de otros pacientes y fue el encargado de vigilar que el bisnieto de la Reina Isabel gozara de una excelente salud al nacer.

Este médico también atendió al príncipe Harry, días antes de la boda real y lo trató para disminuirle el estrés producido por la planificación de tan esperado día.

Los “secretos” de Meghan Markle

El doctor Barr se encargó de garantizar un aumento del flujo de sangre al útero y además diseñó un plan de cuidados destinados a que Meghan Markle, recuperara su figura una vez pasadas las primeras semanas del alumbramiento de Archie.

El plan consistió en utilizar un conjunto de productos naturales, a los cuales el Dr. Ross Barr denominó Mama Support Box, que incluye un caldo vegano, polvos verdes y una almohada de lavanda para los ojos, que a decir del médico, es una fórmula especial para tratar a las mujeres embarazas.

“Si la madre está bien cuidada y ella se repone, entonces eso también alimenta al bebé”, aseguró el especialista al diario inglés, según reseña la revista Clase, donde también se describe que la actriz ha recurrido a varias sesiones de acupuntura para alcanzar momentos de completo rélax y descanso.

Productos veganos para la duquesa

El médico tratante de la duquesa no otorgó mayores detalles de la composición de los productos, pero aseguró que se trata de una colección de tónicos y jugos, que permiten alcanzar de nuevo las sustancias que el cuerpo de una mujer pierde durante el embarazo.

La caja, que contiene todos los productos consumidos por Meghan, tiene un precio de 69 libras (90 dólares aproximadamente). Lo indicado por el médico también la ayudó a que la lactancia del pequeño Archie fuese óptima.

Todo parece indicar que la milenaria técnica de acupuntura, que ayudó a Markle con su problemas de migraña en el año 2015, también resultó favorable en esta oportunidad, pues la duquesa de Sussex luce mejor que nunca.





Source link