Mientras el coordinador de los diputados del PAN, Carlos de la Fuente aseguró que van en contra del gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón con la máxima sanción que esté al alcance de las manos de los legisladores, el activista Gilberto Marcos, de Vertebra, sentenció que no vislumbra en el caso, sanción ni destitución porque ya hubo arreglos.

La Comisión Anticorrupción se instaló, el miércoles, en permanente para analizar el castigo que podrían alcanzar el mandatario estatal y el secretario General de Gobierno, Manuel González por  las anomalías en la recolección de firmas para la candidatura independiente a la presidencia de México, del Bronco.

En entrevista, el panista aseveró que más del 70 o 75% de la población pide la destitución del gobernador y sería incongruente que los propios diputados no tomen en cuenta el punto de vista de los ciudadanos.

“Decirle a la comunidad del estado de Nuevo León que la máxima sanción que esté en las manos de los diputados es la que vamos a aplicar. Todos los grupos legislativos estamos muy conscientes de esta situación”, afirmó.

Lo que podemos hacer, agregó, es la destitución o inhabilitación como máximo.

De la Fuente justificó porqué la Comisión se declaró en permanente.

“Necesitamos los suficientes días para analizar la manera correcta. Ojo sino hacemos una correcta ejecución, el gobernador nos va a ganar en cualquier tribunal”, explicó.

Indicó que ellos ya han avanzado con la bancada de Movimiento Ciudadano, que tiene la presidencia de la Comisión Anticorrupción, y van por la sanción directa.

“Pero necesitamos cuidar todos los mínimos detalles para que el Gobernador y el secretario de Gobierno no nos puedan tumbar esta sanción”, manifestó.

El panista dijo que la misma sanción que se imponga al mandatario estatal será aplicada al secretario General de Gobierno porque es el mismo delito.

Por su parte, Marcos sentenció que parece que la sanción para los funcionarios estatales no va a llegar a mayores.

“Obviamente no va a haber ninguna destitución y obviamente no parece que el Gobernador ni el secretario General de Gobierno se vayan a ir por una irregularidad que vaya a ser considerada como mayor”, estableció.

Indicó que ya hubo arreglos entre el Ejecutivo y el Legislativo.

“Hay un aro de sospecha en todo lo que está manejando el legislativo”,  apuntó.

Fue la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la que emplazó al Congreso local a la sanción de los funcionarios por el desvío de recursos estatales para la recolección  de las firmas.

De la Fuente manifestó que antes había una visión de que fuera un juicio político, pero ahora se ha avanzado en otro sentido.

“Hasta ahorita lo que ha venido avanzado es a través de una sanción directa. Ya que ya está juzgado en el Tribunal, eso es la posición que presentó Movimiento Ciudadano y hacia allá vamos avanzado, todavía no tenemos un consenso en el tema de todos los puntos y comas, tenemos que cuidar todas las áreas que pudiéramos ver como áreas de oportunidad para el defensor”, sostuvo.





Source link