En México hay prioridades: primero hay que preocuparse por la gente de la sierra, no por las becas de artistas e intelectuales, señaló el actor Damián Alcázar, protagonista de El complot mongol.

“Soy de la idea de que hay prioridades en este país. Hay limpiarlo, sacudirlo, sanearlo. Cuesta trabajo, tiempo y dinero. Los cambios los tenemos que realizar todos. Yo voté por él (por Andrés Manuel López Obrador). Hay prioridades que hay que solventar primero. No es mago, no es Harry Potter. Es un poco de pensamiento, ¿no? Que los intelectuales y artistas que tenían sus becas permitan que los habitantes de la sierra… No tienen nada los mexicanos”, dijo Alcázar durante la presentación de El complot mongol, cinta que llegará a los cines este 18 de abril.

“Ya le torceremos el brazo [al Gobierno] cuando sea necesario pedir presupuesto, pero yo veo que necesitamos el apoyo en salas de cine. Se filman ahora más de 100 películas al año, y no podemos ver ni cinco, y no podemos verlas más de cinco días en cartelera”, abundó el histrión.

A Alcázar lo cuestionaron sobre las quejas y manifestaciones de creadores ante la distribución del Presupuesto de Egresos 2019, la cual se dio a conocer en diciembre del año pasado.

Damián ha protagonizado películas como El infierno, La dictadura perfecta, Un mundo maravilloso y La ley de Herodes, caracterizadas por la crítica a las formas en que se gobernó a México.

Con Información de Sin Embargo