La gripe y los resfriados son enfermedades  muy comunes y recurrentes causadas por diversos virus. Todos la padecemos en algún momento de nuestras vidas, aunque en temporada de invierno los índices de contagio son más altos.

La intensidad de los síntomas puede ser crítica durante los  primeros tres días y luego reducirse hasta desaparecer. Podrás diferenciar entre la gripe y el resfriado en que la intensidad del segundo es más leve.

Los indicadores son sumamente molestos e incluyen:

  • Tos
  • Garganta irritada
  • Mucosidad
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Senos nasales bloqueados
  • Dolores en el cuerpo
  • Cansancio

Cuidados en casa para quitar la gripe

Esta afección es altamente tratable en casa pues existen decenas de remedios naturales que pueden prevenir contraerla o curar sus signos. Algunos de los más efectivos son:

Mentol

Es el remedio de la abuelita. El mentol proviene de la planta de menta y es muy efectivo para reducir la congestión nasal. Asimismo, es un antibacterial y analgésico.

Aplica un poco del mentol que tengas en casa sobre la zona que desees tratar. Recuerda no aplicar demasiado porque puede irritar la piel.

Miel

No solo es una delicia para comer, la miel tiene propiedades antimicrobianas ideales para combatir el virus que provoca la gripe. Además, múltiples estudios han comprobado sus beneficios para aliviar la tos.

miel gripe Pixabay

Puedes probar agregando una cucharada de miel a una taza de agua caliente, dejar reposar y tomar tibio para calmar la inflamación en la garganta. El vapor de la preparación puede desbloquear las fosas nasales. Añade un poco de limón para potenciar la bebida con vitamina C.

El té de equinácea y té de ginseng norteamericano son otras opciones para beber.

Descanso

No dormir bien o estar sometido a altos niveles de estrés nos hace propensos a enfermarnos con gripe. Dormir al menos 7 horas, ejercitar o meditar son algunas acciones para lograr el descanso que el cuerpo engripado necesita.

Ajo

El ajo, al igual que la miel, tiene muchas cualidades antibacteriales y antivirales. Un estudio comprobó que tomar suplementos de ajo disminuye las probabilidades de tener un resfriado.

En casa podemos aprovechar sus beneficios al comerlo crudo o incorporarlo a comidas.

Orégano

El orégano funciona como antibacteriano gracias al timol y carvacrol que posee. El aceite de esta hierba es empleado para reducir el dolor de cabeza y la tos.

En esta presentación puede consumirse o aplicarse con un suave masaje en el pecho. También puedes frotar aceites esenciales como el de canela, eucalipto, limón y tomillo. Sigue las instrucciones para evitar intoxicarte.

Otras medidas sencillas para mitigar el malestar son:

  • Mantenerse tibio
  • Ingerir muchos líquidos
  • Tomar medicamentos de venta libre para la gripe
  • Usar un humidificador
  • Hacer gárgaras con agua salada
  • Mantener una dieta ligera

Las bayas, vitamina C, D, probióticos y comer alimentos altos en zinc son otras formas de atacar la enfermedad.

Si no ve una mejoría en dos semanas o los síntomas empeoran, debe acudir de inmediato al médico.





Source link