Los ex titulares de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, Miguel Castro Reynoso, Daviel Trujillo y Salvador Rizo Ayala, se presentaron ante un juez en las instalaciones de Puente Grande, para responder por presuntas irregularidades mientras se desempeñaron al frente de la dependencia.

Se les acusa de uso ilícito de atribuciones y facultades al haber emitido varios cheques a nombre de diversas organizaciones de la sociedad civil, instituciones que  supuestamente eran inexistentes o se desconoce el uso que realizaron de los fondos. En algunas de estas instituciones, los responsables eran funcionarios públicos que está penado por la ley.

Al escuchar las imputaciones, el juez informó que como responsables de SEDIS tenían la responsabilidad de que los subsidios se entregaran de acuerdo a las reglas de operación.

Los funcionarios no declararon ante el juez. Aunque la Fiscalía Anticorrupción pidió que se llevara a cabo la audiencia de vinculación a proceso, los imputados la postergaron 144 horas acorde a derecho paa alistar sus elementos de defensa.

La imputación a Rizo es por anomalías a tres subsidios, que suman 868 mil 759 pesos; a Castro por seis, que alcanzan un millón 436 mil pesos, y a Daviel Trujillo por dos millones 99 mil 233 pesos, en cinco subsidios.

“Las determinaciones de a quien apoyar no correspondían a su servidor aún siendo el titular de la Secretaría. Era una responsabilidad que partía de un cuerpo colegiado que conocía, evaluaba y analizaba los proyectos en particular. Ya sobre los temas en que se hace en esta investigación algún señalamiento, será parte de nosotros y por supuesto de nuestra defensoría”, señaló Miguel Castro Reynoso antes de entrar ante el juez.

Daviel Trujillo y Miguel Castro son representados por Javier García, abogado defensor del futbolista Joao Maleck y de Yolanda Salomé Santiago Villela, ex funcionaria acusada de contratar los llamados “tráileres de la muerte”, en tanto, Salvador Rizo es representado por el abogado Jorge Béjar Orozco.

Niega Alfaro vendetta política

El gobernador del Estado, Enrique Alfaro Ramírez, negó que exista una venganza política contra ex funcionarios del gobierno del Estado que son acusados de actos de corrupción, mientras encabezaron la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis).

“Tenemos que hacer valer el principio de que quien la hace la paga y que sean los juzgadores los que determinen la responsabilidad de los involucrados en este muy penoso escándalo (…) no hay ningún problema personal. Es un asunto que está procesando la Fiscalía Anticorrupción, tiene autonomía”, mencionó el mandatario.

El gobernador criticó que cada vez que quieren hacer justicia se diga que hay una revancha política. Informó que el caso del ex secretario de salud, Antonio Cruces Mada, a quien se le adjudicaban irregularidades por 605 millones de pesos en el sector salud, también va avanzando.





Source link